jueves, 25 de octubre de 2012

SOBRE LA MUESTRA "ASÍ SEA"



Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Después de la censura (que en realidad no llegó a producirse) a la muestra artística "Así Sea" de Cristina Planas, en la Sala Miró Quesada de Miraflores, continúa exponiéndose hasta el día de hoy, tal como estaba programado. Sin embargo, todos ahora se quieren colgar del nombre del crítico Lama, abanderándose y creyéndose los heroicos portadores de la libertad, la libre expresión y la democracia; rasgándose las vestiduras cual creyentes con velo, túnica y panty blanca.

No me queda más que mirar a todos lados, por si acaso quieran volarme la cabeza por creer en Dios, D-os o en Alá, y desear acaso un poco de respeto a mis creencias, sean estas un legítimo acto de fe (muy respetable), mitología o una elucubración mental para calmar nuestras culpas. El hombre es capaz de pecar pero también de redimirse creando una sociedad más equilibrada, evitando el resquebrajamiento de los tan anhelados valores morales, éticos y la justicia, ya sea desde su agnosticismo o creencias.

Así Sea es una muestra más en la diversidad del arte que semana a semana nos muestran las casas culturales. ¿Por qué tanta alabanza a Lama? Hay muchos artistas plásticos, consagrados y renombrados que, según dicen, durante años fueron pisoteados por este señor. Esa es la otra cara de la moneda que muchos no conocen o no quieren ver. Es entonces cuando las opiniones se convierten en sesgadas cuando se levanta la voz por la reposición de Luis Lama. ¿Por qué no levantaban la voz cuando, de manera arbitraria, este señor vetaba, censuraba el arte de otros artistas?

Lo malo de muchos peruanos es que les gusta apoyar al que tiene poder, al que está en la argolla... y el resto es silencio. Estos mismos que ahora levantan voz no lo hicieron cuando al artista plástico Joseph De Utia, al día siguiente de inaugurada una muestra-instalación organizada por la ONU, le pidieron al artista retirar sus trabajos (aquí el enlace) ¿Será porque la ONU sostiene a muchas ONG y varias instituciones importantes en el Perú? Esas mismas instituciones, que paradójicamente hacen constantemente proclamas por la libertad y libre expresión, vetaron al artista.

Así que reúno, en este enlace, algunas frases o comentarios de mis amigos de Facebook, por cierto muy interesantes.

Fui a ver la muestra, YA QUE NO LA CENSURARON y aquí mi opinión personal.



SOBRE LA MUESTRA


Está dividida en cuatro ambientes. En el primero se presenta la “Trinidad”: tres personajes personificado por tres niños (maniquíes) alegres y radiantes, rodeados de estrellas y nubes. Hasta ahí no veo porque habría que poner el grito al cielo.



En el siguiente ambiente hay cuatro maniquíes (hechos de fibra de vidrios o papel engomado y hueco por dentro), de estos que uno ve en los escaparates mostrando vestidos de moda, casi inalcanzables por su belleza, estatura y delgadez; es decir, símbolos de la banalidad. Sin embargo aquí la artista usa estos maniquíes (todos con su propio rostro) como versiones peruanas y contemporáneas de los cuatro jinetes del Apocalipsis, para mostrarnos el paso de la vida y el encuentro con la inexorable muerte, muerte de un Perú desangrado por sus gobernantes y la violencia política pasada, haciéndonos recordar que jamás debemos olvidaren estos hechos.


En el tercer ambiente está un Cristo yacente, desnudo y con su miembro viril al descubierto. El tírulo de esta sección es “lección de anatomía”, y de alguna manera parodia al famoso cuadro homónimo de Rembrandt. Según la historia bíblica a Jesús lo crucificaron desnudo: si morir en una cruz era la humillación publica, porque así sólo morían los delincuentes y blasfemos de esa época, morir desnudo era la doble humillación. Después de habérsele imputado la afirmación que Jesús dijo a Pilatos que el es el rey de los judíos (no abundaré en este tema). Tampoco encuentro por qué indignarse por esta imagen.

En la última sección están algunos santos peruano, como Santa Rosa de Lima y San Martín, desnudos en el suelo como si hubieran sido asesinados. Su muerte no sólo es física sino además simboliza la muerte de la fe.


REFLEXIONES FINALES

Tengo que señalar que no creo en los santos ni no soy católica. Sin embargo ¿acaso no sabían la autora de esta instalación que, siendo el Perú un país pluri religioso, su obra causaría indignación en la sensibilidad de los que practican la fe católica? Yo creo que sí lo sabía, y que esa indignación es legitima. ¿Acaso la burla hacia el profeta Mahoma y su mezquita, o el escarnio de los símbolos judios, su templo o la sinagoga no causarían la indignación de los que profesan estas creencias? Por supuesto que sí

También es legítimo el pedido para que no se censure ninguna muestra artística que no atente contra nuestras libertades ni democracia. Pero acaso esta muestra y Cristina Planas, representa todas las libertades, no pero tampoco atenta contra democracia y libertad, Yo creo que no, sin embargo quiero señalar que nuestra libertad y democracia debemos defenderla con uñas y dientes. Y no tener temor ni cejar contra aquellos que las vulneran, ya sean grupos armados, dictaduras o cualquier autoritarismo.