jueves, 19 de enero de 2012

GIULIANA LLAMOJA: una imagen caída en desgracia

Todos conocemos a Giuliana Llamoja, la joven que el 5 de marzo del 2005 dio muerte a su madre en una pelea doméstica. Más de 60 cortes dos de los cuales fueron mortales. No narraré esos sucesos porque casi todo el Perú siguió de cerca el caso que estremeció a todos. Además, esa información se puede encontrar fácilmente en la web.

Muchos escritores conocen de cerca a Giuliana, quien después de 4 años (por el beneficio de semilibertad) salió de la cárcel. Ampliamente difundido, gracias a la televisión morbosa de nuestro país, que para ganar rating y vender titulares hace de estos hechos de sangre verdaderas “telenovelas”, creando así una serie de antihéroes.

Sabemos también que, a su salida de prisión, intentó ser cantante. Poco tiempo después ya estaba dándonos a conocer su lado poético, contando para ello con la atención que generaba su imagen mediática, especialmente en los canales de televisión.

Y es precisamente de Giuliana la escritora de quien  quiero hablar ahora. La joven que comenzó incursionar en los círculos literarios como poeta y, más adelante, como promotora cultural, con sus recitales en el local “La Noche” de Barranco.

En julio el 2010 todos vimos, como la Feria Internacional del Libro se llenó de cámaras de televisión (algo poco usual en este evento) cuando Giuliana presentó su primer libro de poesía, contando con el prólogo y la presentación del también mediático periodista y escritor Eloy Jáuregui.

Poco después la conocí personalmente en un recital donde fuimos invitadas las dos, entre otros poetas, y solo nos saludamos de forma cordial a la salida. Así que no es precisamente mi amiga, ni pertenezco a su entorno cercano; pero todos los que escribimos de alguna manera nos conocemos y seguimos nuestras trayectorias literarias. Y también nuestras actividades, especialmente a través de las redes sociales, donde mantenemos contactos en común, eventos, fotos, etc.


En este video podemos ver a su presentador y prologuista, Eloy Jáuregui, y al editor de Estruendomudo.

En las redes sociales se pudo ver que muchos poetas se hicieron entonces grandes amigos de Giuliana. Rieron, festejaron, estuvieron juntos en diversos recitales poéticos, celebraron juntos sus cumpleaños y la aplaudieron. Siempre le dedicaban palabras de cariño y aprecio, se tomaban fotos con ella (quien sabe, ¿para ganarse un titular?). Y no una sino muchas fotos, pues Giuliana era entonces sumamente requerida por editores, poetas, promotores culturales y hasta algunos narradores (no diré sus nombres, pero todos sabemos quienes son), que disputaban entre sí por estar al lado de ella.

¿Qué pasó con estos amigos que la querían y amaban en los recitales? ¿Qué pasó con aquellos que en sus fiestas y reuniones se morían por compartir la mesa con ella? ¿Dónde está ahora su solidaridad con Giuliana?

Actualmente la situación judicial de Giuliana es sumamente delicada. Ahora ella es perseguida por la justicia para que vuelva a la cárcel por no haber cumplido con los requisitos que le exigía la semilibertad. Pero ninguno de esos amigos “escritores“, que en su momento se colgaron de la fama mediática de Giuliana, ha salido a solidarizarse con ella.

Por eso mis preguntas van exclusivamente para esos amigos. ¿Qué diferencia hay entre la Giuliana del 2005 ó 2009 (cuando era seguida a todas partes por las cámaras de televisión) y la del 2012? No se trata de que la respalden: si ella no acató los requisitos de la semilibertad es la justicia la que deberá dilucidar su caso. Pero una palabra de aliento, de solidaridad, de cariño, resulta necesaria en las actuales circunstancias.

Nadie espera que en este caso los poetas y escritores hagan “espíritu de cuerpo” para apoyarla, No en un hecho de sangre. Pero esos amigos no pueden olvidarse de ella, ignorar las dificultades por las que está atravesando. ¿O simplemente sucede que ser amigos de ella ahora ya no es la mejor opción?

En su local de campaña de Gana Perú
Si Guiliana no supo cuidar su libertad, no guardó las formas, se excedió y no fue madura, ¿todo eso no importa? Seguro que sí, "por su condición de semilibertad". la cuestión es que sus amigos no mantienen los afectos de antes.

Cuando me enteré de la noticia, algunos meses atrás (en el programa de Lúcar) de que su hermano la estaba denunciando por falsificación de firmas y también su ex abogada, mostrando en la televisión papeles con firmas falsificadas (precisamente uno de los motivos por los que la justicia pide su captura) le mandé unas palabras de aliento por el privado del FB. Entonces no pensé que el caso seguiría hasta el punto al que ha llegado ahora.
Mis oraciones para ti, Guiliana. Nunca fuimos juntas a un recital ni nos sentamos en una mesa. Tampoco estuvimos juntas en ninguna celebración, ni nos tomamos ninguna foto, ni compartimos una copa de vino, ni comimos juntas arepas.

11 comentarios:

Roberto Mansilla Nieto dijo...

Así es mucha gente, lamentablemente.

Diabloguero dijo...

Muy buen artículo, Maoli. Como siempre, has dado justo en el punto más interesante de esta polémica: todos aquellos escritores que se colgaron de la fama mediática de Llamoja. Ahora que ella está en desgracia, esos escritores miran para otro lado, como si nunca la hubieran conocido.

Anonymous peru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Da gusto leer un artículo como el tuyo, que busca el equilibrio en este tan difícil tema. No es un artículo patero ni maletero con la Llamoja. A pesar de que ustedes no fueron tan amigas, es evidente que te solidarizas con ella. Felicitaciones.

Alfredo dijo...

Muy bueno el artículo. Una pena que haya personas que se cuelguen de la fama y popularidad de otras y que luego la abandonen cuando cae en desgracia, pero eso no es novedad, sucede en todas partes. Sin embargo discrepo en que haya personas que deseen darle su apoyo. Mi cariño y solidaridad están con la madre de Giuliana que por fin verá (desde donde este) que se hará justicia ¡4 años en la cárcel por darle 65 puñaladas a su propia madre! No le bastaron 2 o 3 puñaladas sino que tuvo que ensañarse con ella y meterle 65. Giuliana debió haber recibido como mínimo una pena de 28 años como la que se le dió a Joran Van Der Sloot.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Amigo de Yuly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
POETA INCONFORME dijo...

MAOLI, yo quiero hacer un mea culpa, por no haber aconsejado a Giuliana en la vida tan desordenada que comenzó a llevar, las personas que se acercaron a ella era por la atención que generaba su imagen mediática, especialmente en los canales de televisión. Pero si puedo dar fe, que fue su novio actual quien le presento un mundo el cual ella no conocía pero que quería conocer, y con la promesa de convertirla en PROMOTORA CULTURAL, en lima y provincia, le pide que se vaya a vivir con él a Miraflores, y eso lo sabemos todos los que frecuentamos los espacios literarios, Harold se amanecía en reuniones con ella, luego los viajes sin permiso, todo ello tiene su consecuencia. Mi deber de amigo hubiera sido aconsejarla para que dejara esa vida bohemia, que al final la ha conducido a la situación en la cual se encuentra. Lo que hace Harold es su debe, por no cuidar el comportamiento de su novia, que recuerde que la defensa que hace de ella no es por bondad es su responsabilidad. Igual que tu no me solidarizo con actos como los cometidos por Guiliana Llamoja; me solidarizo con la persona que está pasando momentos difíciles y tristes.
Y que no diga que no vivieron e Miraflores, él mismo se ufanaba ante la Lazarte de que vivía con Giuliana. La seudo editorial Summa, tiene como dirección el lugar donde Vivian. Alguna vez yo acompañe a Giuliana a esa casa.

AMIGA DE GIULIANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge Ampuero dijo...

Creo que ya es tiempo de que yuly recapacite y trate de mejorar la calidad moral y ética de su entorno. Los que la apreciamos solo buscamos lo mejor para ella.

Saludos solidarios Maoli.