miércoles, 17 de noviembre de 2010

APAGÓN EN LA CASA DE LA LITERATURA


Acerca de nuestras casas “culturales” ¿su destino será, acaso, convertirse en casas de fantasmas (como la casa Matusita) en donde solo salen, muy de noche, los artistas, escritores o cantantes, a leer, actuar e interactuar con el público? ¿Se convertirán en lugares de aparecidos que salen en las noches a leer o a mirar las reliquias?
Lamentablemente ese es el destino que les depara si no empiezan a tratar a los escritores, artistas e intelectuales, a todos ellos, como iguales, sin discriminaciones ni distinciones de apellidos ni raza. Después de todo son casas culturales que nos pertenecen a todos. ¿A “todos” realmente? Muchas veces son administradas como si les pertenecieran a algún privilegiado, alguna persona de renombre, personaje del gobierno o persona mediática.



¿CON QUIÉN ES EL COMPROMISO?


Entonces, ¿dónde está el respeto por la cultura? ¿El compromiso es con la cultura o con los partidos y la importancia de las personas? Contamos un caso, que puede ser la punta del hilo de la madeja, como muchos hoy en día. En la Casa de la Literatura Peruana se presentó el libro de Francisco  (Paco) Mejorada Chauca, La momia que más amé (Editorial San Marcos, 2010). Sus presentadores fueron el reconocido músico Jaime Guardia, el historiador Teodoro Hampe y Vanessa Bohórquez.





La presentación comenzó a las 7 de la noche. Siendo las 8:14 p.m. de pronto se apagaron las luces de la Casa de la Literatura. ¿Qué había pasado?, se preguntaban los asistentes, presentadores y el autor mismo. ¿acaso apagón en todo Lima? El temor en algunos nos trajo a la memoria los hechos violentos del pasado (que no podemos olvidar). Para asombro de todos, nuestra Lima, con su siempre cambiante rostro, seguía iluminada y sonriente, y su cerro San Cristóbal mostrándonos el camino hacia la cruz. [Pensé también por un momento, que quizá estaba empezando una perfomance y que la momia "que mas amé", aparecería caminando entre los asistentes a la presentación.


¿Qué pasó entonces? Simplemente se decidió apagar al libro, acallar, adormecer, espantar.Simplemente que los vigilantes de la Casa de la Literatura decidieron apagar las luces, sin importarles para nada el evento que se estaba desarrollando. ¡Qué abuso y falta de respeto para el libro! ¡Qué falta de respeto para los presentadores y el autor! Pero, sobre todo, ¡Qué falta de respeto para la cultura que dicen que amamos y deseamos cultivar en nuestra sociedad. Y, lo peor de todo, una vez producidos estos bochornosos hechos, ninguna autoridd cultural se dignó a llamar al escritor ni los presentadores para ofrecerles alguna disculpa. Hasta hoy


¿NUESTRA SOCIEDAD ES REALMENTE NUESTRA? 

El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir. (Oscar Wilde)
La municipalidad y el estado somos todos; la Casa de la Literatura es de todos nosotros, así como las casas culturales de las municipalidades. Pro sus administradores las otorgan sólo a algunos pocos, los privilegiados, no al resto. Este abuso viene sucediendo hace muchos años, en diversas casas culturales y municipales. Otro caso reciente ocurrió en el Museo de la Nación: un colectivo de arte tenia fecha y hora fijada, con meses de anticipación, para el inicio de una exhibición. Faltando menos de una semana para esa inauguración, simplemente les dijeron que su muestra estaba cancelada.

A la mayoría de los artista, cuando solicitan un local para realizar alguna actividad, se les tiene con el trámite durante meses, meciéndolos con trámites y documentos innecesarios. Eso sucede, por ejemplo, en la Casa Cultural Ricardo Palma de Miraflores (felizmente que las gestiones municipales ya están por cambiar en muchos distritos). A nosotros nos tienen más de medio año, diciéndonos “tienes esta fecha”, luego la otra y después otra. Como si los artistas fueran personas de tercera categoría


Paco Mejorada y Jaime Guardia


LOS PEORES ENEMIGOS DE LOS ARTISTAS

Los gestores culturales que manejan los locales de las municipalidades y los centros culturales del estado están muy bien remunerados: bien merecido se lo tienen, pues todo trabajado tiene su pago correspondiente. Pero esos gestores piensan que le hacen un favor a los artistas cuando les otorgan locales para que presenten sus obras. Es más, estos gestores suelen presentar los eventos culturales como si los hubieran producido ellos, cuando todos sabemos que los artistas de las diversas disciplinas nos esforzamos para realizar cada detalle de los eventos. Cada flyer e invitación salen del presupuesto de los artistas, así como el vino, el bufete sale de la solidaridad y generosidad sde las amiistades del artista plástico. ¡Caray! ¿Y a dónde van nuestros tributos al estado? ¿Y las municipalidades?

Lo más asombroso ocurrió en la Casa Museo de la Ricardo Palma (Gral. Suárez 189. Miraflores), cuando el gestor nos quiso cobrar por la realización de un recital poético. ¿Cobrar por un recital poético? Sí señores, tal como lo leen. Cuando todos sabemos que los poetas andamos y vamos a cualquier lugar a compartir nuestros poemas, versos y expresiones, sin pedir nada a cambio. Uno les pone la mesa, les sirve el café, les pone los panes, y ellos se comen el esfuerzo de uno.

¿Qué pasa con el Estado? De estos casos se pueden contar miles. Sería tedioso enumerarlos, pasan en todos sitios. He conocido pocas excepciones al respecto: algunas casas culturales, del Estado y municipales, en la que el gestor realmente se preocupa por los derechos del artista y lo trata con respeto. Como merece ser tratado todo ser humano.







DAVID CONTRA GOLIAT


Y no hay quien pare estos abusos, porque simplemente las mismos artistas no desean decir nada; prefieren callar por temor a la represalia (claro, el Estado… qué miedo!).
Pero en cierta forma los comprendo: es como la pelea entre David y Goliat. Ciertamente serían sería vetados inmediatamente en todas las casas culturales, porque no tiene un apellido, ni con que pagar, o no son personajes “mediáticos”. Mientras escribía llamé a varios artistas amigos míos, para pedirle fechas y datos precisos. Pero todos ellos prefirieron que no los nombre; algunos ni siquiera quisieron que se comenten sus caso, por “temor”. Todo eso me dejó una sensación de desaliento, que me hizo recordar a Martin Niemöller y su poema



Cuando los nazis vinieron por los comunistas

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar


Y lamentablemente, también recordé a Friedrich Nietzsche: “La cultura y el Estado –no nos engañemos sobre esto–- son rivales: el "Estado de cultura" no pasa de ser una idea moderna. Lo uno vive de lo otro, lo uno prospera a costa de lo otro. Todas las épocas grandes de la cultura son épocas de decadencia política: lo que es grande en el sentido de la cultura ha sido apolítico, incluso antipolítico”.  

12 comentarios:

Anónimo dijo...

También con ese título pues, La momia que más amé, a quién se le ocurre, tendría que haber una institución privada que regule las publicaciones, para que no se editen estupideces. De todas maneras la censura está mal.

Maoli Poeta dijo...

Quien sabe es un fan enamorado de la Momia Juanita...hay que leer el libro antes de juzgar la calidad. Exacto la censura está mal. Si tu callas hoy, mañana lo harán contigo

Anónimo dijo...

Pero es sabido que todas las entidades culturales vinculadas al estado o a las municipalidades están más bien al servicio de los partidos políticos en el poder. El arte y la cultura están subordinados a los intereses políticos y a la corrupción.

Michaelangelo Barnez dijo...

Dear Maoli... Me gustó tu Blog, tanto que desde hoy lo seguiré.
Saludos

Maoli Poeta dijo...

Gracias, Michaelangelo. Tu saludo es aliento para todos los artistas del Perú...un abrazo.

Así es anónimo, es algo que no se debe permitir más, nosotros el pueblo, podemos cambiar las cosas

Anónimo dijo...

hay cada imbecil que comenta sobre literatura, si el título de una obra merece que le apaguen la luz, entonces quememos los libros de Bryce, Bayli,Thays. Pobre Maoli, quiere hacer pedagogia cultural y le sale un asno rebusnando a la imaginación de un autor maltratado.
Mi adhesion a toda lucha contra el atropello!!

Maoli Poeta dijo...

Realmente la gente es extraña...qué tiene que ver el nombre del titulo de una obra? (es tarea de los críticos)
Gracias por tus comentarios. Con la esperanza que nuestros gobiernos, (los que vengan) sea un gobierno de todos y para todos...las leyes sean más justas y finalmente logremos cambiar nuestro país por medio de la cultura, educación, respeto. Después no nos quejemos cuando nos toque a nosotros este atropello que sufren muchos escritores y amigos artistas plásticos…se que en este mi espacio obviamente no se pronunciaran aquellos que son privilegiados por tener un apellido, pertenecer al gobierno, ser un “gran escritor de renombre” o los amiguismos

CRISTINA dijo...

Es realmente lamentablemente q esto haya ocurrido en la presentación del libro de Paco, un autor jovén en esta área, pero q en el quehacer cultural tiene una gran trayectoria, creo q es tiempo ahora q existe un Ministerio de Cultura q estos casos sean tomados en cuenta para q por fin se respete al artista, sobre todo al q realmente hace cosas q van en pro y no en contra.
Tienes mucha razón cuando indicas q primero se debe leer un libro para criticarlo, si empezamos con los prejuicios ya estamos mal, creo q precisamente este tipo de comentarios obedece a la falta de cultura y no los culpo porq hasta el día de hoy, los gobiernos solo fueron oportunistas y colocaron en los medios lo q mas le conviene y no lo q realmente necesita el pueblo para crecer culturalmente, acá es todo un privilegio tener acceso al mundo cultural cuando en otros paises esas actividades son gratuitas y el acceso a talleres artisticos no es un lujo.
Felicito tu publicación y ojala q muchos mas puedan compartirla.

Maoli Poeta dijo...

Claro que sí Cristina, muy lamentable estos hechos, que sucede en nuestras casas culturales (dicen del pueblo, parece chacra de algunos).
Los que están muy metidos y comprometidos con el gobierno de turno son los mismos que dicen que hacen cultura. Sólo pido a todos compartir mi enlace (la ley del artista dormido en sus laureles).
Gracias por tus comentarios

Anónimo dijo...

Los compañeros de HORA ZERO no dicen nada porque deberiamos informarles de todo esto, ellos siempre han defendido la dignidad del artista y del respeto, y todo aquello que represente los derechos a la difusion con dignidad.
Amilcar Romero López

Maoli Poeta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maoli Poeta dijo...

la, "Amilcar" (confío que es tu verdadero nombre). Los llamas los compañeros de Hora Zero, dices cosas muy buenas de ellos, pero lamento decirte que los de H0ra Zer0 saben de este caso mucho antes que yo, sin embargo decidieron guardar silencio. Así como otros que dicen amar la cultura. Por eso decido publicarlo